Gracias señor fiscal, dicen los Zetas

Al “Sicario” no le imputaron secuestro ni homicidio, sólo posesión de drogas, y salió bajo fianza. Dejó la prisión, abordó un taxi, fue interceptado y un comando lo silenció. Otros de sus socios también andan libres, gracias al nuevo sistema penal que favorece a los delincuentes. Así se le fue la célula zeta al fiscal de Veracruz, Jorge Winckler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO.